Descripción

Para aplicar una inyección de insulina, es necesario llenar la jeringa apropiada con la cantidad correcta de medicamento, decidir dónde poner la inyección y saber hacerlo.

Su proveedor de atención médica o un educador certificado en diabetes (CDE, por sus siglas en inglés) le enseñará todos estos pasos, vigilará su práctica y responderá sus preguntas. Usted puede tomar notas para recordar los detalles. Utilice la siguiente información como recordatorio. 

Nombres alternativos

Diabetes - inyección de insulina; Diabético - inyección de insulina

Alistarse

Conozca el nombre y la dosis de cada medicamento que se deba administrar. El tipo de insulina debe coincidir con el tipo de jeringa:

  • La insulina estándar contiene 100 unidades en 1 ml. También se le llama insulina U-100. La mayoría de jeringas para insulina está marcada para administrarle insulina U-100. Cada pequeña marca en una jeringa estándar de insulina de 1 ml es 1 unidad de insulina.
  • Hay disponibilidad de insulinas más concentradas. Estas incluyen U-500 y U-300. Debido a que las jeringas U-500 pueden ser difíciles de encontrar, su proveedor puede darle instrucciones para el uso de insulina U-500 con jeringas U-100. Ahora hay ampliamente disponibles jeringas de insulina o insulina concentrada. NO mezcle o diluya la insulina concentrada con ninguna otra insulina.
  • Algunos tipos de insulina se pueden mezclar entre sí en una jeringa, pero muchas no pueden mezclarse. Consulte con su proveedor o farmacéutico acerca de esto.

Otros consejos generales:

  • Trate siempre de utilizar las mismas marcas y tipos de suministros. NO utilice insulina vencida.
  • La insulina se debe administrar a temperatura ambiente. Si la tenía en la refrigeradora o en una hielera, sáquela 30 minutos antes de la inyección. Una vez que haya comenzado a usar un frasco de insulina, se puede mantener a temperatura ambiente durante un mes.
  • Reúna sus suministros: insulina, agujas, jeringas, toallitas con alcohol, y un recipiente para las agujas y jeringas usadas.

Llenar la jeringa con un tipo de insulina

Para llenar la jeringa con un tipo de insulina:

  • Lávese las manos con agua y jabón. Séquelas bien.
  • Revise la etiqueta del frasco de insulina. Verifique que sea la insulina correcta. Asegúrese de que no esté vencida.
  • La insulina no debe tener grumos en los lados del frasco. Si los tiene, tírela a la basura y consiga otro frasco.
  • La insulina de acción intermedia (N o NPH) es turbia, y se debe hacer rodar entre las manos para mezclarla. NO agite el frasco. Esto puede hacer que la insulina forme grumos.
  • No es necesario mezclar la insulina clara.
  • Si el frasco de insulina tiene una cubierta de plástico, quítela. Limpie la parte superior del frasco con una toallita con alcohol. Deje que se seque. NO la sople.
  • Conozca la dosis de insulina que va a utilizar. Quite la tapa de la aguja, teniendo cuidado de no tocar la aguja para conservarla estéril. Hale el émbolo de la jeringa hacia atrás para introducir la cantidad de aire en ella equivalente a la dosis de medicamento que usted desea.
  • Introduzca la aguja a través del tapón de hule del frasco de insulina. Empuje el émbolo para que el aire entre en el frasco.
  • Mantenga la aguja en el frasco y voltéelo boca abajo.
  • Con la punta de la aguja en el líquido, hale el émbolo hacia atrás para obtener la dosis correcta de insulina en la jeringa.
  • Revise la jeringa para ver si hay burbujas de aire. Si hay burbujas, sostenga el frasco y la jeringa en una mano, y golpee suavemente la jeringa con la otra mano. Las burbujas flotarán a la parte superior. Empuje las burbujas de nuevo hacia el frasco de insulina, y luego hale hacia atrás para obtener la dosis correcta.
  • Cuando no haya burbujas, retire la jeringa del frasco. Deje la jeringa por un lado con cuidado para que la aguja no toque nada.

Llenar la jeringa con dos tipos de insulina

Para llenar una jeringa con dos tipos de insulina:

  • Nunca mezcle dos tipos de insulina en una jeringa a menos que le pidan hacerlo. También le indicarán cuál insulina debe sacar primero. Hágalo siempre en ese orden.
  • Su médico le indicará qué cantidad de cada insulina va a necesitar. Sume estos dos números. Esta es la cantidad de insulina que debe tener en la jeringa antes de inyectarla.
  • Lávese las manos con agua y jabón. Séquelas bien.
  • Revise la etiqueta del frasco de insulina. Verifique que sea la insulina correcta.
  • La insulina no debe tener grumos a los lados del frasco. Si los tiene, tírela y consiga otro frasco.
  • La insulina de acción intermedia es turbia, y se debe rodar entre las manos para mezclarla. NO agite el frasco. Esto puede hacer que la insulina forme grumos.
  • No es necesario mezclar la insulina clara.
  • Si el frasco de insulina tiene una cubierta de plástico, quítela. Limpie la parte superior del frasco con una toallita con alcohol. Deje que se seque. NO la sople.
  • Conozca la dosis de cada insulina que va a utilizar. Quite la tapa de la aguja, teniendo cuidado de no tocarla para conservarla estéril. Hale el émbolo de la jeringa hacia atrás para introducir la cantidad de aire en ella equivalente a la dosis de insulina de acción prolongada.
  • Introduzca la aguja a través del tapón de hule del frasco de insulina. Empuje el émbolo para que el aire entre en el frasco. Retire la aguja del frasco.
  • Introduzca el aire en el frasco de insulina de acción corta de la misma forma como en los dos pasos previos de arriba.
  • Mantenga la aguja en el frasco de insulina de acción corta y voltéelo boca abajo.
  • Con la punta de la aguja en el líquido, hale el émbolo lentamente hacia atrás para obtener la dosis correcta de insulina en la jeringa.
  • Revise la jeringa para ver si hay burbujas de aire. Si hay burbujas, sostenga el frasco y la jeringa en una mano, y golpee la jeringa suavemente con la otra mano. Las burbujas flotarán a la parte superior. Empuje las burbujas de nuevo hacia el frasco de insulina, y luego hale hacia atrás para obtener la dosis correcta.
  • Cuando no haya burbujas, retire la jeringa del frasco. Obsérvela de nuevo para verificar que tenga la dosis correcta.
  • Ponga la aguja en el tapón de hule del frasco de insulina de acción prolongada.
  • Ponga el frasco boca abajo. Con la punta de la aguja en el líquido, retraiga lentamente el émbolo hasta donde sea exactamente la dosis correcta de insulina de acción prolongada. NO extraiga insulina extra en la jeringa, ya que no se debe devolver la insulina mezclada al frasco.
  • Revise la jeringa para ver si hay burbujas de aire. Si hay burbujas, sostenga el frasco y la jeringa en una mano, y golpee la jeringa suavemente con la otra mano. Las burbujas flotarán a la parte superior. Retire la aguja del frasco antes de sacar el aire.
  • Verifique que tenga la dosis total correcta de insulina. Deje la jeringa por un lado con cuidado para que la aguja no toque nada.

Aplicar la inyección

Elija dónde aplicar la inyección. Lleve un registro de los lugares que ha utilizado, para que no se aplique la insulina en el mismo sitio todo el tiempo. Pídale a su médico un registro.

  • Coloque las inyecciones 1 pulgada (2.5 centímetros, cm) de distancia de cicatrices y 2 pulgadas (5 cm) de distancia de su ombligo.
  • NO se inyecte en un lugar que presente hematomas, hinchazón o sensibilidad.
  • NO se inyecte en un lugar que esté abultado, rígido o entumecido.

El sitio que elija para la inyección debe estar limpio y seco. Si su piel está visiblemente sucia, límpiela con agua y jabón. NO utilice un paño con alcohol en el lugar de la inyección.

La insulina tiene que entrar en la capa de grasa por debajo de la piel.

  • Agarre la piel y coloque la aguja en un ángulo de 45º.
  • Si la piel de sus tejidos son más gruesos, usted puede inyectar directamente arriba y abajo (ángulo de 90º). Consulte con su proveedor antes de hacer esto.
  • Introduzca completamente la aguja en la piel. Suelte la piel que tenia agarrada. Inyecte la insulina lentamente y de manera constante hasta que ingrese toda.
  • Deje la jeringa puesta durante 5 segundos después de la inyección.

Retire la aguja en el mismo ángulo en que la introdujo. Deje la jeringa por un lado. No hay necesidad de volver a taparla. Si la insulina tiende a salirse del sitio de la inyección, presiónelo durante unos segundos después de inyectar. Si esto ocurre con frecuencia, consulte con su proveedor. Deberá cambiar el sitio o el ángulo de la inyección

Coloque la aguja y la jeringa en un recipiente duro y seguro. Cierre el recipiente, y manténgalo a salvo lejos de niños y animales. Nunca reutilice las agujas o las jeringas.

Si usted se está inyectando más de 50 a 90 unidades de insulina en una sola inyección, puede que su proveedor le indique que divida las dosis ya sea en diferente tiempo o utilizando diferentes sitios para la misma inyección. Esto se debe a que mayores volúmenes de insulina pueden debilitarse sin ser absorbidos.

Almacenar la insulina y los suministros

Pregúntele a su farmacéutico cómo debe almacenar su insulina para que no se eche a perder. Nunca ponga la insulina en el congelador. No la almacene en su carro en días cálidos.

Referencias

American Association of Diabetes Educators website. Insulin injection know-how. www.diabeteseducator.org/docs/default-source/legacy-docs/_resources/pdf/general/Insulin_Injection_How_To_AADE.pdf. Accessed September 26, 2018.

American Diabetes Association website. Insulin routines. www.diabetes.org/living-with-diabetes/treatment-and-care/medication/insulin/insulin-routines.html. Updated June 29, 2015. Accessed September 26, 2018.

Trief PM, Cibula D, Rodriguez E, Akel B, Weinstock RS. Incorrect insulin administration: a problem that warrants attention. Clin Diabetes. 2016;34(1):25-33. PMID: 26807006 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26807006.

Version Info

  • Last reviewed on 8/19/2018
  • Brent Wisse, MD, Associate Professor of Medicine, Division of Metabolism, Endocrinology & Nutrition, University of Washington School of Medicine, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

A.D.A.M., Inc. is accredited by URAC, also known as the American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). URAC's accreditation program is an independent audit to verify that A.D.A.M. follows rigorous standards of quality and accountability. A.D.A.M. is among the first to achieve this important distinction for online health information and services. Learn more about A.D.A.M.'s editorial policy, editorial process and privacy policy. A.D.A.M. is also a founding member of Hi-Ethics and subscribes to the principles of the Health on the Net Foundation (www.hon.ch)

The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- 2013 A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.