Descripción

Una fractura de tobillo es la rotura de 1 o más de los huesos del tobillo. Estas fracturas pueden:

  • Ser parciales (el hueso está solo parcialmente fisurado, no del todo).
  • Ser completas (el hueso está perforado y está en 2 partes)
  • Producirse en uno o ambos lados del tobillo

Nombres alternativos

Fractura maleolar; Trimaleolar; Bimaleolar; Fractura distal de la tibia; Fractura distal del peroné; Fractura del maléolo; Fractura de pilón

Más respecto a su lesión

Algunas fracturas de tobillo pueden requerir cirugía cuando:

  • Los extremos de los huesos están desalineados entre sí (desplazados).
  • La fractura se extiende hasta la articulación del tobillo (fractura intra-articular).
  • Los tendones o ligamentos (tejidos que sujetan los músculos y los huesos entre sí) están rotos.
  • Su proveedor cree que sus huesos probablemente no sanen apropiadamente sin cirugía.
  • Su proveedor considera que la cirugía puede permitirle una recuperación más rápida y confiable.
  • En los niños, la fractura involucra la parte del hueso del tobillo donde el hueso está creciendo.

Cuando se necesita cirugía, es probable que esta implique el uso de clavijas de metal, tornillos o placas para sostener los huesos en su lugar mientras la fractura se consolida. Los elementos de soporte pueden ser temporales o permanentes.

Qué se debe esperar

Lo pueden remitir a un ortopedista (experto en huesos). Hasta el momento de esa consulta:

  • Tendrá que mantener su yeso o férula en todo momento y mantener el pie elevado lo más que pueda.
  • NO ponga ningún peso sobre su tobillo lesionado ni trate de caminar sobre este.

Sin cirugía, el tobillo estará enyesado o con una férula entre 4 y 8 semanas. La cantidad de tiempo que usted tiene que usar un yeso o una férula depende del tipo de fractura que tenga.

El yeso o férula se pueden cambiar más de una vez, a medida que su hinchazón disminuya. En la mayoría de los casos, al principio, no le permitirán soportar peso sobre el tobillo lesionado.

En algún momento, usted utilizará una bota especial para caminar a medida que avanza la curación.

Usted tendrá que aprender:

Alivio de los síntomas

Para reducir el dolor y la hinchazón:

  • Siéntese con el pie elevado por encima de la rodilla, por lo menos 4 veces al día
  • Aplique una compresa de hielo por 20 minutos, cada hora que esté despierto, durante los primeros 2 días
  • Después de 2 días, utilice la bolsa de hielo durante 10 a 20 minutos, 3 veces al día, según sea necesario

Para el dolor, puede utilizar ibuprofeno (Advil, Motrin y otros) o naproxeno (Aleve, Naprosyn y otros). Puede comprar estos medicamentos sin necesidad de receta.

Recuerde:

  • NO utilizar estos medicamentos durante las primeras 24 horas después de la lesión. Ellos pueden incrementar el riesgo de hemorragia.
  • Hablar con su proveedor antes de usar estos medicamentos si tiene enfermedad cardíaca, presión arterial alta, enfermedad renal, o ha tenido úlceras gástricas o sangrado interno en el pasado.
  • NO tomar más de la cantidad recomendada en el envase o más de lo que su proveedor le recomienda tomar.
  • NO darle ácido acetilsalicílico (aspirin) a los niños.
  • Consultar con su proveedor acerca de tomar medicamentos antiinflamatorios como Ibuprofeno o Naprosyn después de haberse fracturado. En algunas ocasiones, no querrá que tome estos medicamentos ya que pueden afectar su recuperación.

El paracetamol (Tylenol y otros) es un medicamento para el dolor seguro para la mayoría de las personas. Si tiene enfermedad hepática, consulte con su proveedor si este medicamento es seguro para usted.

Usted puede necesitar medicamentos recetados para el dolor (opioides o narcóticos) para mantener el dolor bajo control al principio.

Actividad

Su proveedor le dirá cuándo está BIEN colocar algún peso sobre su tobillo lesionado. La mayoría de las veces, esto sucederá por lo menos dentro de 6 a 10 semanas. Poner peso sobre el tobillo demasiado pronto puede significar que los huesos no sanen apropiadamente.

Es posible que sea necesario cambiar las tareas en el trabajo si su labor requiere caminar, pararse o subir escaleras.

En un momento dado, lo pasarán a un yeso de soporte de peso o una férula. Esto le permitirá empezar a caminar. Cuando comience a caminar de nuevo:

  • Los músculos estarán probablemente más débiles y más pequeños, y el pie se sentirá rígido.
  • Empezará a aprender ejercicios para ayudarlo a reconstituir su fuerza.
  • Lo pueden remitir a un fisioterapeuta para que lo ayude con este proceso.

Necesitará haber recuperado toda su fuerza en el músculo de la pantorrilla, así como el rango completo de movimiento en el tobillo antes de volver a practicar deportes o actividades laborales.

Control

Su proveedor puede tomar radiografías periódicamente después de su lesión para ver cómo está sanando el tobillo.

Su proveedor le hará saber cuándo puede volver a sus actividades normales y deportivas. La mayoría de las personas necesitan por lo menos de 6 a 10 semanas para sanar completamente.

Cuándo llamar al médico

Llame a su proveedor si:

  • El yeso o la férula se dañan.
  • El yeso o la férula están demasiado sueltos o muy apretados.
  • Tiene dolor intenso.
  • El pie o la pierna están hinchados por encima o por debajo del yeso o la férula.
  • Presenta entumecimiento, hormigueo o frío en el pie, o los dedos del pie lucen oscuros.
  • No puede mover los dedos de los pies.
  • Presenta un aumento en la hinchazón de su pantorrilla y pie.
  • Presenta falta de aliento o dificultad para respirar.

También llame a su proveedor si tiene preguntas acerca de su lesión o su recuperación.

Referencias

Rose NGW, Green TJ. Ankle and foot. In: Walls RM, Hockberger RS, Gausche-Hill M, eds. Rosen's Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice. 9th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2018:chap 51.

Rudloff MI. Fractures of the lower extremity. In: Azar FM, Beaty JH, Canale ST, eds. Campbell's Operative Orthopaedics. 13th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 54.

Version Info

  • Last reviewed on 4/9/2018
  • C. Benjamin Ma, MD, Professor, Chief, Sports Medicine and Shoulder Service, UCSF Department of Orthopaedic Surgery, San Francisco, CA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

A.D.A.M., Inc. is accredited by URAC, also known as the American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). URAC's accreditation program is an independent audit to verify that A.D.A.M. follows rigorous standards of quality and accountability. A.D.A.M. is among the first to achieve this important distinction for online health information and services. Learn more about A.D.A.M.'s editorial policy, editorial process and privacy policy. A.D.A.M. is also a founding member of Hi-Ethics and subscribes to the principles of the Health on the Net Foundation (www.hon.ch)

The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- 2013 A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.