¡Reciba la vacuna por el equipo! Ese es el consejo del delantero de Baltimore NFL, Justin Tucker. Si todos nos unimos y nos vacunamos contra el COVID, definitivamente podremos ganarle al COVID.

Hemos transitado un largo camino desde marzo de 2020 cuando la pandemia del coronavirus impactó en casi todos los aspectos de la vida en todo el mundo.

Ahora con una vacuna contra el COVID disponible ampliamente, millones de personas han dado este paso para dejarlo todo atrás.

Pero todos somos diferentes y nos hacemos la pregunta: “¿debería vacunarme?”, a través de los lentes de nuestra propia salud, creencias y circunstancias.

Para ayudar a tomar esta decisión, hemos armado una lista de los beneficios de la vacuna contra el COVID.

Motivos para darse la vacuna:

Si ya está vacunado, comparta esto con las personas que conoce que todavía están decidiendo si quieren vacunarse o no.

Si no está vacunado, no está protegido.

Puede parecer que la pandemia está retrocediendo, pero el virus sigue circulando ampliamente en todas las comunidades. Si no está vacunado, es tan vulnerable a la enfermedad como antes.

Las vacunas funcionan.

Todas las vacunas autorizadas por Estados Unidos tienen casi un 100% de efectividad contra la muerte y la internación. Este es el factor clave acerca de su efectividad: debido a que el COVID puede provocar enfermedades graves y la muerte en un número significativo de personas, es que la pandemia ha afectado la vida de todos.

A medida que más personas se vacunan, la investigación muestra que las vacunas han sido efectivas en la prevención de la enfermedad grave con las nuevas cepas del virus que están circulando en Estados Unidos.

Las vacunas son seguras, y el virus es peligroso.

Millones de personas alrededor del mundo han recibido la vacuna en forma segura. Por otro lado, el COVID-19 fue la principal causa de muerte en Estados Unidos a principios de 2021.

El riesgo de contagiarse de COVID (y posiblemente morir a raíz del mismo) es mucho más alto que los riesgos asociados a la vacuna. Las reacciones alérgicas y otros eventos adversos de las vacunas son muy raros.

Aunque las vacunas fueron desarrolladas rápidamente, esto no significa que no sean seguras. Pasaron por los mismos niveles de revisión y prueba que otras vacunas. Sin embargo, debido a la pandemia, se eliminaron ciertas barreras al desarrollo, relativas a la financiación y a la fabricación. Lea acerca de cómo se desarrollaron las vacunas en forma tan rápida y tan segura.

Cuando está vacunado, puede:

  • Viajar fuera del estado sin hisopado o requisitos de cuarentena
  • Celebrar esos hitos que perdimos en 2020 reuniéndonos en pequeños grupos con personas que están vacunadas y no vacunadas (si las personas no vacunadas no son de alto riesgo para la enfermedad). Mire este cuadro útil y cuando esté en duda, use mascarilla.
  • Evitar la cuarentena si está expuesto a alguien que ha tenido COVID (en la mayoría de los casos), en la medida en que no presente síntomas. Esto significa que potencialmente ya no se perderá trabajo u otros eventos importantes por exposición a COVID-19.
  • Mostrar su sonrisa. Mientras que utilizar mascarilla en público todavía es necesario en lugares donde la ley lo requiere, los CDC dicen que las personas completamente vacunadas (esto es, dos semanas luego de recibir la última dosis en las vacunas de una o dos dosis) pueden quitarse mascarilla en determinados contextos cerrados y al aire libre. Continúe utilizando mascarilla en todos aquellos lugares en que así lo solicitan los comercios, su lugar de trabajo, el transporte público y otras áreas en la medida que sea necesario.

Conozca más de los Centros para el Control de Enfermedades acerca de lo que puede hacer cuando está vacunado.

Ayuda a mejorar la economía (y posiblemente sus propias finanzas).

El ritmo de la recuperación económica está directamente vinculado al ritmo de vacunación, según economistas de la Escuela de Negocios Wharton de la Universidad de Pensilvania.

Antes de que se desarrollaran las vacunas contra el COVID, los confinamientos eran la forma que tenían los gobiernos de frenar la propagación de la enfermedad. A medida que más gente se vacuna y la propagación del virus disminuye, la vida puede comenzar a volver a la normalidad. Eso significa la apertura de comercios, la creación de puestos de trabajo y el aumento del gasto.
Para las personas, la vacuna significa que se pueden sentir más seguras al volver a trabajar. Y se ha disminuido el riesgo de perder mucho trabajo debido a una enfermedad extendida o porque se haya tenido que hacer cuarentena luego de una exposición (en la medida en que no se tengan síntomas).

Su vacuna puede hacer que otros estén a salvo.

Si no está vacunado y se contagia de COVID, podría contagiar el virus a alguien más que podría enfermarse gravemente o incluso morir, aunque sus propios síntomas sean leves.

Y dado que los niños menores de 12 años no pueden ser vacunados todavía y las personas que tienen un sistema inmunológico comprometido pueden permanecer en riesgo incluso aunque hayan obtenido la vacuna, hay un gran número de personas que siguen siendo vulnerables a la enfermedad. Aquellos que tengan la capacidad de protegerse pueden optar por protegerlos.

Cuantas más personas se vacunen, más seguros estaremos.

La vacuna es gratuita y es fácil programar una cita.

Mientras que al principio, las citas para vacunarse eran escasas, ahora que la vacuna está disponible para todos los habitantes de Maryland mayores de 12 años, programar una cita es fácil.

Los sitios de vacunación masiva del estado, como el M&T Bank Stadium o el Centro de Convenciones Baltimore ofrecen vacunas al que se presente. Conozca más acerca de cómo obtener la vacuna.