Descripción

El dedo en martillo se presenta cuando usted no puede enderezar su dedo. Cuando intenta enderezarlo, la punta del dedo permanece doblada en dirección hacia la palma de la mano.

Las causas más comunes de un dedo en martillo son lesiones deportivas, especialmente por agarrar una pelota.

Nombres alternativos

Cuidados después del tratamiento - dedo de beisbolista; Atención postratamiento - dedo caído; Cuidados después del tratamiento - fractura por avulsión y dedo en martillo

Más respecto a su lesión

Los tendones fijan los músculos a los huesos. El tendón que se fija a la punta del hueso del dedo en el lado posterior le ayuda a enderezar la punta del dedo.

Un dedo en martillo se produce cuando este tendón:

  • Se estira o se rompe.
  • Arranca un fragmento óseo del resto del hueso (fractura por avulsión).

El dedo en martillo ocurre casi siempre cuando algo golpea la punta del dedo estirado y lo dobla hacia abajo con fuerza.

Qué se debe esperar

Usar una férula en el dedo para mantenerlo estirado es el tratamiento más común para el dedo en martillo. Usted posiblemente necesite usar la férula durante diferentes períodos de tiempo.

  • Si el tendón está únicamente estirado y no roto, debe sanar en 4 a 6 semanas si usa una férula todo el tiempo.
  • Si el tendón está roto o salido del hueso, debe sanar en 6 a 8 semanas de usar una férula todo el tiempo. Después de eso, usted deberá usar la férula durante otras 3 a 4 semanas por la noche únicamente.

Si usted espera para comenzar el tratamiento o NO usa la férula como se le indicó, tal vez tenga que usarla por más tiempo. La cirugía casi nunca se necesita excepto para fracturas más graves.

La férula está hecha de aluminio o de plástico duro. Un profesional capacitado debe hacerle su férula, verificando que encaje correctamente y que el dedo esté en la posición apropiada para sanar.

  • La férula debe estar lo suficientemente ajustada para mantener el dedo en una posición estirada para que no se encorve. Pero no tan apretada como para interrumpir la circulación de la sangre.
  • Si su piel está blanca cuando quita la férula, esta puede estar demasiado apretada.

Actividad

Usted probablemente pueda regresar a sus actividades o deportes normales, siempre y cuando use la férula todo el tiempo.

Cuidados personales en casa

Tenga cuidado al quitar la férula para limpiarla.

  • Mantenga el dedo estirado todo el tiempo que la férula no esté puesta.
  • Dejar que la punta del dedo se encorve o se doble puede significar que usted tendrá que usar la férula incluso por más tiempo.

Cuando se bañe, cubra el dedo y la férula con una bolsa de plástico. Si se mojan, séquelos después de ducharse. Mantenga el dedo estirado todo el tiempo.

Utilizar una compresa fría puede ayudar para el dolor. Aplíquela por 20 minutos cada hora que esté despierto durante los primeros 2 días y luego de 10 a 20 minutos 3 veces diarias, según sea necesario, para reducir el dolor y la hinchazón.

Para el dolor, puede usar ibuprofeno (Advil, Motrin), naproxeno (Aleve, Naprosyn) o paracetamol (Tylenol). Usted puede comprar estos analgésicos en la tienda.

  • Hable con el médico antes de usar estos medicamentos si tiene cardiopatía, hipertensión arterial, enfermedad renal o anteriormente ha tenido úlceras gástricas o hemorragia interna.
  • NO tome más que la cantidad recomendada en el envase o por el médico.

Control

Cuando sea el momento de retirar la férula, el médico lo examinará para ver qué tan bien ha sanado el dedo. La hinchazón en el dedo cuando ya no esté usando la férula puede ser un signo de que el tendón no ha sanado todavía. Se puede necesitar otra radiografía del dedo.

Si el dedo no ha sanado al final del tratamiento, su proveedor puede recomendar usar la férula otras 4 semanas.

Cuándo llamar al médico

Llame al médico si:

  • El dedo todavía está hinchado al final del período del tratamiento.
  • Su dolor empeora en cualquier momento.
  • La piel del dedo cambia de color.
  • Se presenta entumecimiento u hormigueo en el dedo.

Referencias

Brunton LM, Graham TJ, Atkinson RE. Hand injuries. In: Miller MD, Thompson SR, eds. DeLee and Drez's Orthopaedic Sports Medicine: Principles and Practice. 4th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 77.

Strauch RJ. Extensor tendon injury. In: Wolfe SW, Hotchkiss RN, Pederson WC, Kozin SH, Cohen MS, eds. Green's Operative Hand Surgery. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 5.

Version Info

  • Last reviewed on 4/9/2018
  • C. Benjamin Ma, MD, Professor, Chief, Sports Medicine and Shoulder Service, UCSF Department of Orthopaedic Surgery, San Francisco, CA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

A.D.A.M., Inc. is accredited by URAC, also known as the American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). URAC's accreditation program is an independent audit to verify that A.D.A.M. follows rigorous standards of quality and accountability. A.D.A.M. is among the first to achieve this important distinction for online health information and services. Learn more about A.D.A.M.'s editorial policy, editorial process and privacy policy. A.D.A.M. is also a founding member of Hi-Ethics and subscribes to the principles of the Health on the Net Foundation (www.hon.ch)

The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- 2013 A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.