Definición

Su hijo tiene bronquiolitis, lo cual causa inflamación y acumulación de mucosidad en las vías respiratorias más pequeñas de los pulmones.

Ahora que su hijo regresa a casa desde el hospital, siga las instrucciones del proveedor de atención médica acerca de cómo cuidar de su hijo. Use la información de abajo como un recordatorio.

Nombres alternativos

Bronquiolitis por VSR - alta; Bronquiolitis por virus sincicial respiratorio - alta

Cuando está en el hospital

En el hospital, el proveedor ayudó a su hijo a respirar mejor. También se aseguró de que recibiera suficientes líquidos.

Qué esperar en el hogar

Su hijo probablemente aún tendrá síntomas de bronquiolitis después de que salga del hospital.

  • Las sibilancias pueden durar hasta 5 días.
  • La tos y la nariz congestionada mejorarán lentamente durante 7 a 14 días.
  • El sueño y la alimentación pueden tardar hasta una semana para retornar a la normalidad.
  • Es posible que necesite solicitar una licencia en el trabajo para cuidar de su hijo.

Cuidados en el hogar

Respirar aire húmedo ayuda a aflojar la mucosidad pegajosa que puede estar asfixiando a su hijo. Usted puede utilizar un humidificador para dar humedad al aire. Siga las instrucciones que venían con el humidificador.

NO use vaporizadores debido a que pueden causar quemaduras. En lugar de esto, utilice humidificadores de aire frío.

Si la nariz de su hijo está congestionada, no podrá beber ni dormir con facilidad. Usted puede usar agua tibia de grifo o gotas nasales de solución salina para aflojar la mucosidad. Ambas funcionan mejor que cualquier medicamento que usted puede comprar.

  • Coloque 3 gotas de agua tibia o solución salina en cada fosa nasal.
  • Espere 10 segundos, luego use una pera de succión de caucho blando para quitar la mucosidad de cada fosa nasal.
  • Repita varias veces hasta que el niño sea capaz de respirar a través de la nariz en forma silenciosa y fácil.

Antes de que cualquier persona toque a su hijo primero debe lavarse las manos con agua tibia y jabón o con un limpiador de manos a base de alcohol antes de hacer esto. Trate de mantener a otros niños lejos de su hijo.

NO permita a nadie fumar en la casa, el automóvil ni en ninguna parte cerca de su hijo.

Comidas y bebidas

Es muy importante que su hijo beba suficientes líquidos.

  • Ofrézcale leche materna o maternizada (fórmula) si tiene menos de 12 meses.
  • Ofrézcale leche entera si tiene más de 12 meses.

Comer o beber pueden hacer que su hijo se canse. Ofrézcale cantidades pequeñas, pero con más frecuencia de lo normal.

Si su hijo vomita debido a la tos, espere unos minutos y trate de alimentarlo de nuevo.

Medicamentos

Algunos medicamentos para el asma ayudan a los niños con bronquiolitis. Su proveedor puede recetarle tales medicamentos a su hijo.

NO le administre a su hijo gotas nasales descongestionantes, antihistamínicos ni cualquier otro medicamento para el resfriado, a menos que el proveedor de su hijo se lo indique.

Cuándo llamar al médico

Llame al médico si su hijo tiene cualquiera de lo siguiente:

  • Dificultad para respirar.
  • Los músculos del pecho se contraen con cada respiración.
  • Está respirando más de 50 a 60 veces por minuto (cuando no está llorando).
  • Está haciendo un ruido de gruñido.
  • Se sienta con los hombros encorvados.
  • Las sibilancias se vuelven más intensas.
  • La piel, las uñas, las encías o los labios o la zona alrededor de los ojos están de color morado o grisáceo.
  • Está muy cansado.
  • No se está moviendo mucho.
  • El cuerpo está flácido o cojea.
  • Tiene aleteo en las fosas nasales al respirar.

Referencias

Kliegman RM, Stanton BF, St. Geme JW, Schor NF. Wheezing, bronchiolitis, and bronchitis. In: Kliegman RM, Stanton BF, St. Geme JW, Schor NF, eds. Nelson Textbook of Pediatrics. 20th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2016:chap 391.

Singer JP, Jones K, Lazarus SC. Bronchiolitis and other intrathoracic airway disorders. In: Broaddus VC, Mason RJ, Ernst JD, et al, eds. Murray and Nadel's Textbook of Respiratory Medicine. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 50.

Version Info

  • Last reviewed on 5/20/2018
  • Neil K. Kaneshiro, MD, MHA, Clinical Professor of Pediatrics, University of Washington School of Medicine, Seattle, WA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, Brenda Conaway, Editorial Director, and the A.D.A.M. Editorial team.

A.D.A.M., Inc. is accredited by URAC, also known as the American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). URAC's accreditation program is an independent audit to verify that A.D.A.M. follows rigorous standards of quality and accountability. A.D.A.M. is among the first to achieve this important distinction for online health information and services. Learn more about A.D.A.M.'s editorial policy, editorial process and privacy policy. A.D.A.M. is also a founding member of Hi-Ethics and subscribes to the principles of the Health on the Net Foundation (www.hon.ch)

The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatment of any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions. Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 1997- 2013 A.D.A.M., Inc. Any duplication or distribution of the information contained herein is strictly prohibited.